Ir a…
RZFans en Google+RSS Feed

SD Huesca y R.Zaragoza Respeto y reconocimiento (pero mutuo, por favor)


Huesca es una ciudad increíble. No solamente por la buena gente que la puebla, sino por sus rincones, su Catedral, por el Monasterio de San pedro el Viejo,  su gastronomía,  esa atmósfera de vecindad donde parece que todo el mundo se conoce, por esa pequeñas grandes cosas que unen a sus vecinos… por el baloncesto, el balonmano y, últimamente, también por el fútbol.

Los datos frios

50.000 habitantes, 230.000 si cuentas la provincia entera. Más de 5.000 abonados en una campo con capacidad para casi 6.000 cuando acaben la ampliación. Un 10% de los de la capital, un 2,5% de toda la provincia. Números de equipo de 2ª. Ratios de Champions League. Si extrapoláramos los datos a nuestro Real Zaragoza, deberíamos estar hablando de que necesitaríamos dos Romaredas para albergar a los 65.000 abonados que debería tener una ciudad como Zaragoza, aunque si tomáramos en cuenta la población de la provincia, cumpliríamos con los 25.000 que tenemos sin dificultad habitualmente. Cosas de los números y de quien quiera usarlos en su beneficio o como arma arrojadiza.

500 de verdad…. 4500 “apegados”

El caso es que últimamente se ha puesto de moda presumir de Huesca. Y es natural sacar pecho cuando las cosas se hacen bien y, qué casualidad ¿verdad?, van y funcionan.  Es natural si has sido de la SDH toda la vida, claro. Y conozco a algunos de los 500 irreductibles del Alcoraz que no se perdían ningún derbi contra el Barbastro en las frías tardes de invierno de esa 3ª aragonesa. Para ellos mi reconocimiento. Su sonrisa es la mía. Todo aficionado que sufre y padece por su equipo merece estas alegrías.  Su alegría es la mía también porque, repito, son amigos, son personas amables hasta el extremo. Y eso, recordad leáis lo que leáis, es lo que debe primar.

Un logro  definible, pase lo que pase

Su éxito se ha basado en tres cosas, básicamente, aunque seguro que hay más. Pero, para mí, son tres los puntos clave.

  Buena gestión económica, teniendo los pies en el suelo y sabiendo qué terreno pisaban y que les ha permitido, en tiempos de austeridad, invertir el 100% de sus recursos en contratar jugadores a los que algunos clubes de más renombre ya no llegaban.

 Un proyecto bien planificado, con profesionales que rastrean y fichan lo necesario, no lo mediático, con el respaldo total del club y la implicación de todos. Nos podrán caer mejor o peor, pero sus directivos, sus patronos, su Fundación Alcoraz, respiran fútbol por todos sus poros y han sabido tener la paciencia y mantener la calma en momentos de crisis, que las han tenido y grandes. Verdad, Anquela?

 La afición de nuevo cuño totalmente entregada y objetiva. No solamente llenan su estadio sino que no han exigido más de lo que se podía dar. Si se ganaba, felices. Si se empataba, bueno, bien…  se perdía, a esperar al siguiente partido. Y con críticas siempre constructivas.

Respeto mutuo que muchos olvidan

No seré yo el que le desee nada malo a la SDH. Todo lo contrario, me alegraré si triunfa. Creo sinceramente que merecen respeto y reconocimiento.  Justo el mismo, al menos, que merece nuestro Real Zaragoza.  Y no lo digo solo por los aficionados oscenses, que también podría dedicarles algunas palabras a más de uno pero considero que gran parte forman parte del folklore típico. Lo digo por todos los arribistas neo-oscenses que han surgido como setas entre medios de comunicación, directivos de la liga, analfabetos del fútbol varios y neopijos en general.

El mal  momento del mas grande de Aragón

Está claro que la situación de nuestro Real Zaragoza es bastante diferente a la que ha reinado y reina en la SDH en estos 3-4 últimos años. La deuda histórica del club siempre ha sido un lastre. La gestión de Agapito casi nos llevó a a la desaparición y bastante parece que debemos tener y agradecer con existir, algo muy discutible, le siente como le siente a los sumisos y lameculos de rigor. Pero, a pesar de que podría ser peor (y también mejor)  es cierto que la situación no es fácil.

Diferencias palpables y visibles

Tampoco se respira fútbol en el patronato. Los señores patronos están demasiado ocupados en sus estrategias políticas y su posicionamiento para alcanzar la verdadera meta, que cada vez parece más clara a la vista de todos. Esperemos que cuando consigan hacerse con La Romareda (si solo es ese su objetivo). La amplíen lo suficiente para albergar los 50.000 abonados. Aunque dudo que eso les importe mucho. Así pues, mientras la SDH era un club de fútbol convertido en una SAD, el RZ es ahora mismo una SA(D) que no le queda otro remedio que disfrazarse de club de fútbol.

Proyecto definido, del artífice del exito del Huesca

El proyecto, mientras tanto, ahí está. Totalmente definido. Y con muchas más dificultades para sostenerse que en la ciudad vecina. Por un lado las dificultades económicas y el margen para hacer plantilla es mucho menor. Por otro, no parece que exista el mismo respaldo, la misma fe, ni la misma libertad para trabajar en la parcela deportiva. Los palos en la ruedas a director deportivo y entrenador son constantes, se menosprecian y ningunean los logros y se enfatiza en los desaciertos, que también los hay, nadie los va a negar. Lo paradójico del caso es que quien ha diseñado ese proyecto es un zaragocista que fue el mismo que creó desde la nada la sólida base de la SD Huesca. Que cada cual recapacite, si debe hacerlo, o saque conclusiones.

La afición zaragocista la SALVADORA del club

Lo que siempre está, pero siempre siempre, es la afición. Cada vez con los pies más en el suelo, cada vez más mentalizada de que solo le queda apoyar lo que hay, cansada, muy cansada, y muchas veces mediatizada, afectada por el bombardeo y quasi humillación a la que someten las hordas de juntaletras y voceros a sueldo a su equipo. Pero siempre fiel, siempre soñadora, nunca rendida. Es increíble. El premio, desde luego, cuando llegue, nos sabrá mejor que a nadie en el mundo. Chapeau.

No es lo mismo ir primero, que serlo, una realidad

Así que solo por todo esto, que no es poco. Solo por la dificultad de la situación, de la ya muchas veces comentada soledad de la parte deportiva del club, jugadores incluidos, solo por querer estar aquí defendiendo una camiseta o desempeñando un trabajo en un entorno hostil, el Real Zaragoza merece tanto respeto y reconocimiento como la SDH. Que nadie olvide que no es lo mismo ser el equipo mejor clasificado de Aragón que ser el Primer Equipo de Aragón. Lo primero es indiscutible y objetivo. Para arrogarse el segundo título, creo que hay más de 150 peñas por todo el mundo (contra 6 en Huesca); 59 temporadas en Primera,  19 en Segunda y 4 en tercera contra ninguna en Primera, 8 en segunda y 47 entre tercera y segunda B; varios títulos nacionales e internacionales contra ninguno y, sobre todo, una afición históricamente fiel y más numerosa en una ciudad de cultura futbolística legendaria, que dicen tener algún motivo más que de peso en negarse a regalar la distinción.

El objetivo volver a nuestro sitio, al que nos corresponde

Señores, tomemos nota porque, independientemente de lo que disfruten los demás, volveremos y tendremos que rendir cuentas a los arribistas. El Primer Equipo de Aragón merece respeto y reconocimiento, ahora más que nunca. La cabeza siempre bien alta. Siempre. Ya nos cobraremos la factura. De momento, nos hemos ganado el derecho a disfrutar del momento. Llegue cuando llegue, con mayor merecimiento que nadie. Blindemos el carro. Y no erremos el tiro, no apuntemos a lo fácil, no dejemos que nos dirijan al enfrentamiento contra aquellos que, dentro del campo de fútbol, no son tan diferentes a nosotros y, fuera de él, son hermanos… o más. Viva San Lorenzo y viva la Virgen del Pilar.

Y ahora, dejemos de mirar a nadie de reojo y miremos solo al siguiente equipo a quien derrotar, sin más.

Etiquetas: , , , , , ,

Más historias deAsociación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies