Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Partido suspendido


PARTIDO SUSPENDIDO

La nevada obligó al aplazamiento

rzfans

Osasuna y Real Zaragoza no pudieron disputar el partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada en el Sadar, debido a la ola de frío que azotó con especial virulencia a la capital navarra. La polémica no ha sido ajena a este hecho, sin embargo.

Ya se había venido avisando a lo largo de toda la semana: Pamplona iba a ser el epicentro de una tormenta de nieve a lo largo del fin de semana, y se ponía seriamente en duda la disputa del encuentro que el Real Zaragoza debía jugar allí ayer domingo, a las 12 del mediodía. Pero el encuentro tenía otros alicientes que hacían que, a priori, resultase de interés para los blanquillos poder jugarlo en el horario previsto.

De entrada, Osasuna contaba con muchas bajas. Sancionados, lesionados e internacionales sumaban una lista tan larga que el club navarro corría el peligro de ver el partido perdido por incomparecencia si no era capaz de tener sobre el césped al mínimo de siete jugadores profesionales exigido por la competición. También hay que decir que, con esta escasez de efectivos, Osasuna está logrando su mejor racha de resultados de la temporada.

Otro punto a favor de la disputa del partido fue el desplazamiento de la afición. Desde las Federaciones de Peñas de ambos equipos se ha estado trabajando en un intento de reconciliación entre ambas aficiones, para recuperar el ambiente festivo que este partido tenía hace un par de décadas. Entre autobuses fletados por varias peñas y automóviles particulares, unos 300 zaragocistas se desplazaron a Pamplona, y hubiera sido de esperar una mayor voluntad por parte de todos para premiar ese esfuerzo jugando el partido.

 

rzfans

 

En la memoria de todos estaba el encuentro disputado en la tarde del sábado entre el Mirandés y el Rácing de Santander bajo unas condiciones muy similares. Pero no se puede negar que una serie de hechos condujeron de manera determinante a la suspensión del partido, lo que abre el debate sobre si debió jugarse o no. En primer lugar, la nevada a la hora del partido se hizo especialmente intensa. Lo que los operarios del club navarro iban limpiando con las palas se volvía blanco en cuestión de pocos minutos.

De hecho, de la gravedad de la tormenta da fe el atasco que afición y club tuvieron que sufrir al regresar de Pamplona en la carretera, fruto de un accidente de tráfico ocurrido varios kilómetros por delante de la expedición blanquilla. Además, se da la circunstancia de que la tormenta no disminuyó de intensidad hasta la media tarde, lo que hubiera impedido disputar el encuentro por la tarde y hubiera dificultado lo mismo o más la vuelta a Zaragoza por carretera.

El aspecto más polémico de todos es la escasez de medios y de previsión de Osasuna de cara a una tormenta que se conocía con una semana de antelación. En toda la semana no se protegió el césped del Sadar ni una sola vez con lonas (como sí hizo este fin de semana el Éibar, por ejemplo). Eso provocó que el estado del césped fuera lamentable. Durante la mañana del domingo, no llegaron a una decena los operarios que intentaron limpiar de nieve el terreno de juego, lo que hizo que todos sus esfuerzos fueran infructuosos.

 

rzfans

 

Osasuna nunca pareció tener interés en disputar el encuentro, y otro tanto puede decirse del árbitro. El Real Zaragoza en principio apostó por jugar, e incluso Ranko Popovic declaró que, de ser jugador, él hubiera querido disputar el encuentro. Pero el capitán zaragocista Javi Álamo zanjó la polémica declarando que el estado del terreno de juego era un peligro para la integridad física de los jugadores, y oficialmente se declaró el partido suspendido.

Ahora hay que buscar otra fecha (se habla del martes 10 de febrero), con el perjuicio que supone la falta del apoyo que la afición zaragocista hubiera brindado a los suyos. Osasuna podrá alinear a quien tenga disponible en esa fecha, pero eso también vale para el Zaragoza. No vendrá mal recuperar para ese encuentro a Jaime, últimamente el jugador más en forma de los blanquillos. También será positivo contar con Mario y Vallejo a un nivel superior del que hubieran podido ofrecer ayer.

Por lo que respecta al resto de la jornada, el Zaragoza mantiene su séptima posición en la tabla a un punto de los puestos del playoff por el ascenso, debido a las derrotas de Ponferradina, Mirandés y Alcorcón. Ganar a Osasuna en ese partido aplazado supondría volver a estar en los puestos de privilegio, siempre que antes se consiga vencer también este sábado al Barcelona B en la Romareda. También resultaron positivos los empates de Valladolid y Betis, que demuestran que cualquiera, en un momento determinado, puede dar un traspiés. Y queda mucha liga por delante.

 

rzfans

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies