Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

“Muchísimas gracias a todos, aúpa Real Zaragoza y adiós”


El jugador del Real Zaragoza Rubén Gracia ‘Cani’ ha llevado a cabo una comparecencia ante los medios de comunicación en la sala de Prensa del estadio de La Romareda en la que ha anunciado públicamente su decisión de poner fin a su trayectoria deportiva. En el acto, ha estado arropado por el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra. También han estado presentes sus familiares y sus allegados más cercanos.

Éste es el texto íntegro de la intervención de Cani ante los medios de comunicación:

Buenas tardes y muchas gracias por estar aquí conmigo esta tarde. Quiero anunciaros públicamente mi decisión de poner fin a mi trayectoria como futbolista profesional. Después de casi 25 años disfrutando de este deporte maravilloso ha llegado el momento de decir adiós.

Éste es el texto íntegro de la intervención de Cani ante los medios de comunicación: Buenas tardes y muchas gracias por estar aquí conmigo esta tarde. Quiero anunciaros públicamente mi decisión de poner fin a mi trayectoria como futbolista profesional. Después de casi 25 años disfrutando de este deporte maravilloso ha llegado el momento de decir adiós.
Siempre he querido ser honrado y sé que, para afrontar una nueva temporada tenía que estar ilusionado y motivado al cien por cien, tanto en el aspecto físico como en el mental. Y he de reconocer que ya no lo estoy. Cuando me lo propusieron, quise volver a mi Real Zaragoza para ayudar a que el equipo recuperara el lugar que merece. Me he dedicado a ello en cuerpo y alma, pero ahora no me veo con el ímpetu necesario para ello. Este es el motivo que me ha llevado a tomar esta decisión, profundamente meditada. Siempre he querido ser honrado y sé que, para afrontar una nueva temporada tenía que estar ilusionado y motivado al cien por cien, tanto en el aspecto físico como en el mental. Y he de reconocer que ya no lo estoy. Cuando me lo propusieron, quise volver a mi Real Zaragoza para ayudar a que el equipo recuperara el lugar que merece. Me he dedicado a ello en cuerpo y alma, pero ahora no me veo con el ímpetu necesario para ello. Este es el motivo que me ha llevado a tomar esta decisión, profundamente meditada.
Este momento de la despedida está marcada por el agradecimiento. Y antes de nada, quiero hacerlo a las cuatro personas más importantes de mi trayectoria deportiva y que sin las que habría sido imposible llegar a donde lo he hecho.

Mi padre, que desde pequeño me enseñó los valores de esta profesión y que hay que seguir luchando ante las dificultades. Mi madre, que me dio todo el cariño que solo una madre sabe dar. Mi hermano, que nunca ha dejado que se me despeguen los pies del suelo y que ha conseguido que yo me olvidara de todo para poder concentrarme en jugar a fútbol. Y mi mujer, que sin saber mucho de fútbol ha entendido perfectamente mi profesión y ha sabido estar en los buenos y en los malos momentos, haciendo que solos y lejos de casa yo siguiera siendo feliz.

A su lado, a mi deporte, al fútbol, que se ha hecho mi profesión, y a todo lo que me ha dado. Con él he ido creciendo y madurando. Ha dado sentido a buena parte de mi vida porque se ha entrelazado conmigo y con los míos. Y aquí he conocido personas y he cosechado amigos que van a perdurar a lo largo de los años.

Esta pasión se inició en el Stadium Venecia y adquirió también forma en el Utebo, en el Villarreal, en donde se ha consolidado una gran parte de mi trayectoria y en donde, a lo largo de más de ocho años y medio, me sentí como en casa, en el lugar que más cerca me hicieron sentir que era mi hogar. De allí me quedará siempre un recuerdo imborrable. Y más tarde, el Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña, otros dos grandes equipos.

Junto a ellos y sobre todo, el Real Zaragoza, que ha sido mi vida, mi pasión, donde tengo y siempre tendré mi corazón. Aquí llegué de niño y aquí, verdaderamente, me he hecho como persona, recorriendo todas las categorías inferiores del Club.

Miro atrás y me veo hace 23 años, cuando traspasaba ilusionado el umbral de la Ciudad Deportiva. Llegaba al equipo de los sueños de cualquier chico de aquí, con los ojos abiertos y el alma preparada para absorber todo cuanto pudiera aprender de mi Real Zaragoza.

No levantaba apenas unos palmos del suelo y caí en manos de Ramón Lozano, que supo esculpirme para encontrar dentro de mí el fútbol que tan complicado entonces era de ver. Años de ilusión, de esperanzas, de crecimiento, de ir formándome como futbolista pero, sobre todo, como persona. Que es lo que siempre ha dado sentido a nuestra Ciudad Deportiva. Por eso, sólo tiene sentido para mí la gratitud.

A mi lado siguen el Real Zaragoza y La Romareda, de nuevo grabados en mi alma cuando recuerdo, 15 años atrás, mi estreno en este mismo campo, como si fuera ayer, dando ya mis primeros pasos como futbolista profesional. A este gran Club le debo la oportunidad no sólo de ser futbolista, sino, pasados ya los años, de cerrar mi ciclo aquí, al abrigo de una afición que me ha hecho feliz y que nunca, a pesar de las dificultades, me ha mostrado un reproche. Al contrario: siempre la he sentido a mi lado y cercana. Junto a mi gratitud, os transmito la alegría de sentirme, como vosotros, zaragocista.

Quiero recordar a mis compañeros, sin los que nunca habría podido jugar ni disfrutar del fútbol como lo he hecho. Y tengo palabras de gratitud para los médicos, fisios, utileros, los trabajadores de los clubes y a la Prensa, por el trato que siempre habéis tenido conmigo. Además, quiero agradecer a mis representantes, Bahía Internacional, el haberme entendido y acompañado durante todos estos años. A todos, muchas gracias.

Finalmente querría también dedicarle un sitio especial en este adiós a un zaragocista ilustrísimo, que siente el escudo y los colores profundamente, que los tiene grabados a fuego en el corazón. Alberto Zapater es un ejemplo de futbolista, de persona y de amigo. Gracias por lo que me has brindado, por lo que me has ayudado. Y quiero que sepas que, aunque no veas a tu lado en el campo, estaré junto a ti para sacar adelante cada partido.

Muchísimas gracias a todos, aúpa Real Zaragoza y adiós.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies