Ir a…
RZFans en Google+RSS Feed

Siguen los areneros.


“Siguen los areneros en La Romareda. Nunca se han ido” Esta frase me la pronunció mi padre allá a finales de los años 80 del siglo pasado. Y lo decía señalando de soslayo a un voceras que había unas filas más abajo. Este voceras se pegaba desde antes del partido hasta después del partido criticando todo. Domingo tras domingo. Temporada tras temporada. Siempre criticando, poniendo el grito en el cielo y alentando a las masas contra quien fuera. Zalba, Solans padre, hijo… daba igual. Futbolistas “mediocres” como Barbas, Juan Señor, Pablo Alfaro, Dario Franco, Belsué, Cedrún, Santiago Aragón, Xavi Aguado etc han tenido el “honor” de recibir sus insultos. Domingo tras domingo. Temporada tras temporada. “Han fichado a éste mediocre para reirse de la afición” bramaba el voceras. Y animaba a los vecinos de localidad a “no derrochar los duros en los abonos”. Domingo tras domingo. Temporada tras temporada.

En mi infinita ignoracia pregunté a mi padre si todavía el Real Zaragoza tenía contratado areneros para el mantenimiento. Con una media sonrisa de complacencia me respondió que no se refería a la profesión. Se refería a los seguidores del Arenas.

El Arenas de Zaragoza

Ese nombre me sonaba vagamente y decidí indagar un poco en los libros. El internet era la biblioteca de Doctor Cerrada o la del Matadero de Las Fuentes. El Arenas Sport Club surgió en los años 20. Tuvo una gran rivalidad con el Zaragoza “tomate”. Y de esos piques surgieron grandes anécdotas que han pasado a las Historia del fútbol aragonés. Como aquel taxista seguidor del Arenas que llevó a un periodista madrileño de ronda por los campos de fútbol de Zaragoza. Tenía que hacer un documental del fútbol maño y sus clubs. Cuando iba camino del campo rival procuró tomar todos los baches posibles mientras hablaba de la poca honestidad de sus dirigentes. En cambio camino del campo del Arenas la conducción fue excelente. También adornada con las virtudes de jugadores, club, aficionados y dirigentes areneros.

Arenas de Zaragoza

Equipo del Arenas.

Los areneros

Otra de las anécdotas era la siguiente. Varios de los más aférrimos areneros iban al campo del rival. Desde las gradas y como supuestos aficionados zaragocistas, se dedicaban a “malmeter”. Se dedicaban a criticar a los jugadores y directivas del Zaragoza tomate. Buscaban desestabilizar el club y afición rival a lo somarda. Posteriormente muchos de ellos acabaron haciendo su labor en el campo de Torrero. Y de allí a una recién inagurada La Romareda. El objetivo el mismo: crear conflicto y desasosiego entre afición, equipo y directiva. Para mí fueron los pioneros en el arte del “troll”. Pero estos lo hacían in-situ. Para algunos estudiosos del Real Zaragoza todavía hoy sentimos sus efectos.

Evidentemente ya no quedan areneros. 80 años son muchos. Pero si queda su herencia. Para mí es uno de los factores por los que el zaragocismo siempre ha sido muy exigente. Da igual la época. Siempre habrá jugadores en pié para decir que la afición Zaragoza es muy buena pero muy crítica.

 

Las juergas

Con la llegada del internet y las redes sociales los areneros, trolls de manual, campan a sus anchas. La primera vez que fui consciente de ello fue al principio del 2000. Un sábado noche fui a un bar de marcha, Bar Los Sitios en Jorge Cocci, y me encontré con varios futbolistas. Estaba un tal Jose Ignacio acompañado de un danzarín Juanele y escoltados por Jamelli y Yordi. Ese día habían jugado en La Romareda y habían ganado. Como hasta el lunes no tenían que volver a entrenar, decidieron cenar en equipo y luego algunos continuar con una juerga. Hasta ahí todo normal. Pasaron los meses y el equipo tuvo un bajón. En seguida empezaron a aparecer en foros zaragocistas informaciones de las juergas de los futbolistas. Y varios foreros citaron ese bar como sede de sus juergas. Según el foro “todos los sábados” la montaban. El zaragocismo bramó contra ellos. La cosa fue subiendo y poco a poco ya insinuaban que eran a parte de alcohólicos, también drogadictos.

En esa época era amigo personal de uno de los camareros de ese bar y también de un amigo íntimo de Yordi. Cuando desde París leía esas informaciones decidí llamar a mis amigos. El camarero me afirmó que después de esa noche ya jamás habían vuelto a ir a su bar. Y el amigo de Yordi me juró y perjuró que era falso eso de que cada sábado se iban de juerga. Por el internet corrieron algunas fotos de esas supuestas juergas. En una aparecía yo. La citaban como “horas antes del partido” pero realmente se había hecho meses antes y después de un partido. Detalle sin importancia para los areneros de las redes.

 

“Solans, cabrón, tira de talón”

También recuerdo la época del “Solans, cabrón, tira de talón”. Evidentemente el voceras de unas filas más abajo no tardó en entonar la rima a la mínima oportunidad. Alentando a los de su circunferencia a sumarse a su coro. Los argumentos eran muy contundentes “Se está forrando con nuestros dineros de nuestros abonos”, “está haciendo negocio y le puede la avaria”, “tenemos potencial para luchar por la Liga pero él se niega a renunciar a una pequeñísima parte de sus beneficios”… y un montón más de consignas.

Alfonso Solans Serrano

Alfonso Solans Serrano

Por mucho que se explicara que la Liga cada vez era más un negocio. Que estaba habiendo una inflación galopante. Que nos estábamos endeudando cada vez más solo por mantener un nivel mínimo competitivo.. daba igual. Había que zurrar al dueño. Tacaño. Avaro. Mal zaragocista. No hace falta que me extienda mucho en qué paso después. Nuestros deseos se cumplieron: Agapito.

 

Fido y su tanto a Marca.

Fue por esa época en la que mi amigo Fido, para quien no sepáis quien es digamos que el Raul Rojan de la época, se le ocurrió una broma. Decidió tomar del catálogo de Adidas de las equipaciones del año anterior y hacer una versión sobre la futura equipación del Real Zaragoza. Decidió difundirla por los foros zaragocistas como una “exclusiva”. Información que había conseguido por un supuesto amigo que trabajaba en Adidas. Un fake en toda regla. Poco a poco vimos como se fue extendiendo su falso diseño. Y hubo un momento que hasta salió publicado en la edición impresa del diario Marca a modo de “exclusiva”. Y de ahí fue un sin parar.

Quedó demostrado el bajo nivel de algunos periodistas a la hora de constrastar las informaciones. Eso fue la puerta para los areneros en twitter. Les faltó tiempo a supuestos apasionados del Real Zaragoza para empezar a difundir falsas noticias y ver quien caía en ellas. Los primeros solían ser los aficionados de a pié. Para luego caer algún periodista y algún medio. Su objetivo no era gastar una broma. No. Para empezar reírse de los aficionados y zancadillear la labor informativa de la prensa. Luego también su objetivo primigenio: meter mierda. Falsos rumores, falsos problemas entre jugadores, falsos fichajes, falsas ventas etc etc.

 

Agapito y los derechos de T.V.

La época más oscura del Real Zaragoza coincidió con la época más oscura de los areneros. Los trolls. La realidad superaba a la ficción. Da igual los que publicaran porque lamentablemente era verdad. Salvo en los inicios con las obras en el palco, poco o más pudieron quejarse. Recordar que la cosa era siempre sugerir lo contrario de lo que se hiciera. Pero con Agapito lo contrario era lo mejor para el Real Zaragoza. Inadmisible para los areneros. ¿Cuando volvieron a tener su momento de gloria? Pues cuando Agapito Iglesias decidió revelarse contra el repartos de los derechos televisivos. Auguraba que de esta manera habría dos megaclubs (Madrid y Barcelona) que arrasarían en Europa y en La Liga. Seguidos de otros dos clubs que lucharían por las migajas (Atlético, Sevilla o Valencia). Y el resto la miseria. Es más, ese sistema haría que incluso se perdería potencial respecto a otras ligas a nivel de clubs “modestos”. Tenía razón.

Agapito Iglesias

Agapito Iglesias

En esa época el zaragocismo ya estaba en pié de guerra contra Agapito. Muchos sectores entendimos que pese a su nefasta gestión, en éste asunto, tenía razón y había que apoyarlo. Sólo en éste asunto. Pero los areneros no lo podían tolerar. Ahí pudieron meter baza. Intentaron que el Real Zaragoza no pidiera un reparto más equitativo de los derechos de televisión. Opiniones recogidas también por parte del sector periodístico de renombre. Luego una vez caídos en cuenta de que habían caído en la trampa, fue fácil suprimir y borrar artículos. Pero el daño estaba hecho.

 

La Ciudad Deportiva

En éstos últimos años el ataque a la cantera se ha incrementado. Ya era habitual las críticas a los canteranos que más destacaban. “Este ha subido por ser hijo de quien es”. Seguro que sabéis de quien hablo. Pero no es el único. A otros se les atacaban por lo mismo: aunque llevaran más de 5 temporadas en las categorías inferiores, como no eran nacidos en Zaragoza pues no eran “canteranos”.

Ciudad Deportiva

Entrada Ciudad Deportiva

A día de hoy cualquiera con un mínimo de sentido común sabe que la situación económica manda. También que cuanto antes nos quitemos la deuda o la rebajemos mejor. Y la vía más rápida es fichar barato y vender caro. Para eso lo mejor es que salgan jugadores de la cantera y que sean profesionales. Que atraigan la atención de los clubs de LFP como pasó con Vallejo o con Diego Rico. Que Diego Rico haya pasado del Zaragoza al Leganés no es un fracaso de la cantera. Por eso mismo los trolls tienen que zurrar ahí. En los canteranos. Cuanto peor, mejor. Ahora se frotan las manos zurrando a los Pombo, Delmás, Zalaya, Raí, Ratón… Pese a estar en Tercera División el Deportivo Aragón ha nutrido de jugadores profesionales las últimas temporadas. Ahora aunque vayan últimos en 2ªB, su objetivo principal se sigue cumpliendo.

 

Canales de Telegram

Ultimamente el twitter ya se les queda pequeño y ya se han abierto a nuevos medios y redes. Todo con tal de difundir bulos y peligros. Hay que zurrar a los dueños de turno. Parece que han olvidado que realmente el objetivo de subir eran en dos temporadas. Que en ésta temporada se haría la base de un club para subir. Se avisó que se el primer tercio de la Liga lo pasaríamos mal. Incluso Emilio Larraz avisó del riesgo de que el nerviosismo cundiera en las gradas.

Recientemente he leído en un canal zaragocista de Telegram que tras el partido frente al Reus había habido una caída de cascotes en la puerta 17. Que habían tenido que cerrarla y le gente no pudo salir por ahí. Recabando información encontré lo siguiente: que las laboras de mantenimiento son constantes en La Romareda. Pequeñas reparaciones. No solo en puertas, sino en asientos y urinarios. El tema de cerrar la puerta en la salida… es normal. Por las normas de la LFP establecen que los tornos son fijos. Por lo tanto las puertas de salida deben de ser diferentes a las de entrada. Que al terminar el partido se impidiera salir por la puerta 17 era lo normal. A parte de que si ha habido un desprendimiento en una fachada, se tiene que llamar a los bomberos y posteriormente a los arquitectos municipales. Por lo tanto es de que hubo un desprendimiento y en 5 minutos estaba “arreglado” es inverosímil. Hay que meter mierda como sea.

Los areneros se disfrazan de zaragocistas.

Recientemente

Pero parece ser que nada es suficiente. Sigo leyendo comentarios de areneros que llama a no renovar el abono. Creando crispación y enfrentamientos verbales. Sintiéndose ofendidos con el “trato al abonado” cuando ni siquera ellos lo son. Que entran gracias a amigos que les dan entradas o sólo ven al Zaragoza por la tele. Que en sus casas encuentras más productos de cualquier equipo antes que un mísero pin del Real Zaragoza.

Hace unas semanas leí que habían visto a dos canteranos de juerga a altas horas de la madrugada antes de un partido del primer equipo. Se supone que estaban citados ambos. Preguntaba y todo el mundo que lo había oído o leído era de terceros. No hubo nadie que me dijera: “Yo los vi”. No puede haber nadie que lo dijera porque se perfectamente que ambos estaban en sus domicilios descansando. Hablando con uno de ellos se mostraba molesto. “Georges, en ese sitio estuve pero en pretemporada. Celebrando una cena de equipo y a las 22h estábamos durmiendo. No el fin de semana pasado y menos antes del partido” me dijo enfadado. Y yo pensé:

“Siguen los areneros en La Romareda. Nunca se han ido”

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas: , , , , ,

Más historias deLa Voz de la Afición

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies