Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Gol de oro (Mirandés 0 – Real Zaragoza 1)


Un nuevo gol de Ángel ante el colista de la categoría mantiene la racha invicta de César Láinez, al tiempo que pone a tiro el objetivo de la permanencia. Ratón firma también una gran actuación ante un Mirandés con la pólvora mojada.

El Real Zaragoza ha salido muy bien parado de su triple enfrentamiento seguido contra equipos situados en la zona de descenso, con siete puntos de los nueve posibles. En un principio se supone que eso es lo mínimo que se podía exigir al conjunto maño, pero las victorias en Segunda División son muy caras, y más a domicilio. César Láinez volvió a alinear a su once de gala, pues al final Rolf Feltscher no viajó hasta Miranda de Ebro tras un golpe en la última sesión de entrenamiento previa al encuentro de hoy, y el venezolano apuntaba a la titularidad. Isaac respondió con un gran partido desde el lateral derecho, en el día de su cumpleaños.

En realidad, el partido estuvo marcado por las urgencias del farolillo rojo. Aún quedan puntos por disputar, pero el Mirandés jugaba con la sensación de que el tren de la permanencia pasaba por la victoria ante el conjunto maño. Y desde muy pronto buscó la portería de Ratón. Urko Vera se convirtió en la principal referencia ofensiva de su equipo, y ya en el minuto 4 remató acrobáticamente de chilena, sin dificultades para el meta blanquillo. El Zaragoza no tardó en hacerse dueño del esférico, y el Mirandés se abonaba a jugar a la contra. Guarrotxena probó fortuna desde lejos, pero el disparo salió desviado.

Y en la primera llegada maña vino el gol. Una internada de Cabrera hasta el borde del área burgalesa le permitió poner un balón de oro a Ángel, que fue rechazado por Roberto al salir a despejarlo, con la desgracia de que el esférico golpeó al punta canario y se alojó en la portería local. Corría el minuto 15 y el marcador ya no se movería más, aunque no se puede achacar a la falta de oportunidades. De hecho, en los siguientes 20 minutos el Mirandés no inquietó a Ratón, pero Roberto tuvo que volver a trabajar deteniendo un remate de cabeza a Edu Bedía, bien ejecutado pero demasiado centrado. Sin un dominio claro del balón el Mirandés lo apostaba todo a sus hombres en punta, aunque sin excesiva mordiente. Antes del descanso Isaac tuvo una gran ocasión tras robar un balón y conducirlo hasta el borde del área de Roberto, disparando fuera por poco.

Isaac conduce el balón cerca del área rival

¿Y en la segunda mitad? Pues el guión habitual de las últimas semanas, con un rival que sale en tromba y un Zaragoza que lo apostaba todo a la defensa. Se ha cogido la costumbre de ceder el control del balón al rival, pero lo cierto es que desde que Láinez es el entrenador del Real Zaragoza, el conjunto maño no ha recibido ningún gol en las segundas partes. Durante quince minutos las ocasiones iban cayendo una detrás de otra para los jugadores locales, pero la falta de puntería de Urko Vera y Kijera, y las paradas de Ratón a remates de Provencio y Guarrotxena han aguantado el marcador.

Láinez entonces ha pedido a sus jugadores que volvieran a tocar el balón en el centro del campo, y los Zapater, Bedia, Lanzarote, Pombo y Ros han sostenido al equipo desde la medular, frenando la avalancha del Mirandés durante casi otros veinte minutos. Sin crear auténtico peligro, el Zaragoza ha maniatado al Mirandés, y Láinez refrescaba la zona dando entrada a Cani y Jesús Valentín por Bedia y Ros. Urko Vera probó fortuna de nuevo de cabeza en dos ocasiones, pero hoy no era su día. Ratón se permitió el lujo de recibir una tarjeta amarilla por perder tiempo, mientras el equipo jugaba con el reloj a su favor.

Todavía quedó tiempo para que Láinez diera otros diez minutos de juego a Samaras, que se convirtió en el mejor amigo de Ángel, con un par de asistencias que el tinerfeño no había tenido la ocasión de recibir en toda la segunda mitad. Estos minutos finales vieron a Ángel buscar su segundo gol, pero una parada de Roberto y una intervención providencial de Kijera impidiendo un mano a mano ante el meta local frustraron sus planes. Los minutos de añadido no dieron ocasión alguna al Mirandés, y el Zaragoza cosechó una victoria con un solitario gol que puede valer su peso en oro, pues deja la permanencia cada vez más cerca.

Ficha técnica:

CD Mirandés: Roberto; Carlos Moreno (Pedro Martín, 84), Fran Cruz, Ruyman, Kijera; Eguaras, Rúper; Guarrotxena, Provencio (Fofo, 69), Alex García (Sangalli, 34); y Urko Vera.

Real Zaragoza: Ratón; Isaac, Marcelo Silva, José Enrique, Cabrera; Zapater; Lanzarote (Samaras, 80), Edu Bedia (Cani, 66), Javi Ros (Jesús Valentín, 77), Pombo; y Ángel.

Árbitro: Arcediano Monescillo (Comité Castellano-manchego). Amonestó a Fran Cruz (16), Alex García (27), Ratón (75), Pombo (77) y Cabrera (88).

Gol: 0-1, min. 15: Ángel.

Incidencias: Tarde primaveral en Miranda, con 22 grados, sol y nada de viento. El césped de Anduva presentó un estado óptimo, quizá algo alto. Hubo más de mil seguidores zaragocistas en las gradas, casi todos en la tribuna del fondo norte. El aforo completado fue de 4.081 espectadores.

Cabrera impide la internada de Sangalli ante la mirada de Marcelo Silva

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Más historias deReal Zaragoza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies