Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Esto es La Romareda (R. Zaragoza 3 – Las Palmas 1)


Lleno hasta la bandera. Alegría y euforia tras el partido del pasado domingo en Montilivi. Los aficionados se saludaban en la grada con una sonrisa en la cara: “¡Ya no esperaba volver hasta el año que viene!” Entre los veteranos, recuerdos de otras grandes noches se evocaban, en especial aquel partido de promoción ante el Murcia que alumbró a la generación de la Recopa. Los jugadores de ambos equipos saltaron a calentar, y el león empezó a rugir. Ya no callaría en toda la noche.

Popovic apostó por la continuidad del once que consiguió la épica victoria ante el Girona, pero variando el esquema y recuperando el 4-2-3-1. Por la banda izquierda, Cabrera ejercía de lateral y Rico de extremo. Sin embargo, cuando arrancó el partido, los futbolistas parecían atenazados por la responsabilidad de responder a la entrega de la grada. Cierta ansiedad se adueñó del once blanquillo, y su habitual salida en tromba no se produjo. Esta circunstancia fue aprovechada por Las Palmas para asediar la meta de Bono en los primeros compases del encuentro.

Cuando se asentaron los nervios, el juego se hizo más preciso, pero el problema del desequilibrio numérico en el centro del campo se hacía evidente. Con un tremendo hueco entre la media punta y el doble pivote, Las Palmas controlaba la zona media, dificultando además la salida del balón. Una pérdida de Cabrera propicio un rápido contragolpe que Jonathan Viera culminó marcando el 0-1, cuando aún no había llegado el minuto 20.

 

rzfans

 

La Romareda se quedó en silencio… unos breves segundos. Con el recuerdo del partido del jueves pasado ante el Girona muy presente, la afición se propuso llevar en volandas a su equipo, y no dejo de animar en ningún momento. Se puso la camiseta del número 12 y tiró del equipo cuando más lo necesitaba. Popovic, en un golpe de genio, arriesgó e introdujo en el césped a Jaime en detrimento de Cabrera, retrasando a Diego Rico a su habitual función como lateral.

Y la apuesta del entrenador serbio funcionó a la perfección. Jaime desarboló una y otra vez la defensa canaria entrando por banda derecha, y las ocasiones empezaron a llegar. Todavía se palpaba la tensión en el césped: Eldin recibió una bronca de Pedro por conducir el balón demasiado y no pasárselo, y a renglón seguido era Pedro quien recibía otra bronca de Jaime por el mismo motivo. Pero pronto se iba a arreglar todo.

Tras un saque de esquina botado por Pedro en el minuto 39, el remate de Eldin tocó en la espalda de Aythami, y cuando todos esperaban ya que el balón saliera de fondo, Pedro entró como una exhalación, controló la pelota, y ante una tremenda descoordinación de la defensa, se lo puso a Diego Rico para que rematara de cabeza a placer, sin marcaje alguno. El canterano lograba así el empate y una explosión de júbilo en la grada, que era consciente de la importancia de empatar antes del descanso.

 

rzfans

 

El colegiado fue muy protestado por su desigual apreciación de las faltas, y la cantidad de manos que dejó pasar sin tomar decisión alguna. Pero si a la grada le parecía jugar contra 12, al Zaragoza le salían alas en los pies (con la excepción de Galarreta, que terminó la primera mitad con alarmantes signos de cansancio). No tardó mucho el león en asestar su segundo zarpazo, noqueando a los jugadores de Paco Herrera.

En una rápida jugada conducida por Jaime desde la banda derecha, el extremo puso el balón en el área con un toque de calidad con el exterior de su zurda. David García falló en su intento de despejar a córner, y dejó un balón muy peligroso suelto por el área al que no pudo llegar Lizoain, que simplemente impidió el remate de Willian José. El brasileño se dio la vuelta y asistió a Pedro para que a puerta vacía consiguiera el 2-1, apenas en el minuto 3 de la segunda mitad.

En un segundo cambio muy necesario, Basha dio descanso a Galarreta, y Paco Herrera respondió dando entrada a Valerón. La calidad del veterano centrocampista está fuera de toda duda, pero también se aprovechó de la connivencia arbitral para provocar un puñado de faltas, en algunas de las cuales ni siquiera llegó a recibir contacto por parte de sus rivales. Las Palmas se lanzó al ataque, pero con poco orden.

 

rzfans

 

Con la Romareda ilusionada por la posible entrada al campo de Borja, Popovic vio que el principal problema del Zaragoza en ataque se llamaba Eldin. En la banda izquierda se diluía ante la defensa canaria, y el serbio decidió poner en liza a Javi Álamo, desplazando a Pedro más a la izquierda. De nuevo acertó de pleno en su planteamiento.

En el minuto 75, Bono sacó en largo hacia la posición de Álamo. Éste hizo una pared preciosa con Jaime, se internó en el área marchándose de tres contrarios, y casi en la línea de fondo se sacó un pase de la muerte que Lizoain no supo atajar, dejando el balón a pies de Willian José para que marcara el tercero sin oposición. Justo premio al inmenso trabajo del brasileño en este partido y en todo el playoff.

Todavía supo Popovic mover sus piezas con inteligencia una vez más. Ya con los canarios volcados al ataque, cambió las posiciones de Jaime y Willian, poniendo al habilidoso y rápido zurdo como hombre más adelantado, para una posible contra en velocidad. Y además ganó todo el trabajo de Willian en el centro del campo, cerrando la salida del balón de los canarios.

Ya no se movió más el marcador, y la Romareda llevó en volandas a su equipo hasta el final del partido. Con la experiencia de lo que le pasó al Girona, no se puede viajar a Las Palmas pensando en que el trabajo ya está hecho. Pero queda la sensación de que, aunque no se logre el ascenso, se acaban de sentar las bases para un resurgimiento del zaragocismo, muy necesario en la capital del Ebro tras los años de sequía.

Y aún así, lo mejor de la noche fueron los miles de jóvenes aficionados, que esperamos que se enganchen a la grada, y que este colorido pueda verse más a menudo. Un orgulloso padre le decía a su hijo, instantes antes del final del encuentro: “Tú no habías visto nunca algo así”. El equipo de 10, el entrenador de 12, y la grada de 15. Y la Primera a 90 minutos de distancia. Soñar está permitido.

 

rzfans

 

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Bono; Fernández, Vallejo, Mario, Cabrera (Jaime, min.26), Rico; Dorca, Ruiz de Galarreta (Basha, min.60); Pedro, Eldin (Javi Álamo, min.71); y Willian José.

U.D. Las Palmas: Raúl Lizoain; David Simón, David García, Aythami, Ángel López; Hernán (Valerón, min.65), Javi Castellano; Roque Mesa (Asdrúbal, min.77), Jonathan Viera (Momo, min.84), Culio; y Araújo.

Goles: 0-1. min.19. Jonathan Viera; 1-1. min.40. Rico; 2-1. min.48. Pedro; 3-1. min.75. Willian José.

Árbitro: Piñeiro Crespo (Comité Asturiano). Amonestó con tarjeta amarilla a Willian José y Ruiz de Galarreta, por los locales, y a Araújo y Culio por los visitantes.

Incidencias: partido correspondiente a la ida de la eliminatoria por el ascenso a Primera División disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza, que registró un lleno absoluto, 34.500 espectadores.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies