Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Empeñados en hacernos sufrir (Real Zaragoza 1 – Rayo Vallecano 1)


Hoy era el día. Una victoria, como han demostrado el resto de resultados de la jornada, suponía la permanencia matemática del Real Zaragoza. Y de nuevo, sin saber acabar con un rival herido, el equipo se ha dejado empatar en el descuento. El descenso es casi imposible, pero esta temporada está haciendo mucho daño en la afición.

Esta película ya nos la sabemos. En una primera parte en la que los dos equipos se reparten las ocasiones (y en el caso de hoy, el Rayo ha tenido las más claras), el Real Zaragoza ha sabido cazar su gol y adelantarse en el marcador. Pero de nuevo ha sido incapaz de cerrar el partido marcando otro gol en la segunda mitad (ni uno solo desde que llegó Láinez, y esto ya no es anécdota), y en el descuento se ha echado completamente atrás permitiendo al Rayo un ataque continuado de casi dos minutos, hasta que al final el cántaro se terminó rompiendo. Como todos sabíamos que iba a pasar. Los jugadores también, seguro.

Alineaba Láinez a su once de gala, con el que consiguió sus victorias cuando se hizo cargo del banquillo. Ambos contendientes fueron intercambiando posesiones de balón, en un ataque tras otro, pero sin mucha fortuna. Incluso Pombo se permitió un lujo aprovechando un robo de balón que pilló a Gazzaniga adelantado, y disparó desde su propio campo buscando un gol de campanillas, que no llegó a darse. Pero el Rayo no estaba en la Romareda a verlas venir, y golpeaba incluso con más saña que los locales. Un centro lateral realizado por Ebert fue rematado por Embarba al larguero, tras haber superado a Ratón.

En el minuto 21 llegó el gol blanquillo. Una buena internada por la derecha le sirvió a Lanzarote para penetrar al área y, llegando casi a la línea de fondo, cedió hacia atrás. Pombo llegó al punto de penalti libre de marca y remató el esférico a la escuadra de la portería de Gazzaniga, para alegría de la grada. El Rayo, sin embargo, no bajó los brazos, y el partido se siguió jugando en los mismos parámetros. Ambos equipos se aproximaban al área rival, pero solo el Rayo con auténtico peligro. Casi al final del tiempo reglamentario, Ebert volvió a botar otra falta, y de nuevo Embarba estrelló su remate de cabeza contra el poste.

Isaac y Álex Moreno disputaron un bonito duelo en la primera mitad

La segunda parte se abrió con sendos cambios en cada equipo. Feltscher sustituyó a Isaac, aquejado por un golpe de calor (gracias por los horarios, Tebas). El guión no cambió, y en apenas cuatro minutos Embarba y Ángel encadenaron dos ocasiones cada uno, en un inicio fulgurante que se diluyó debido al calor. Láinez retiró muy pronto a un trabajador e inspirado Lanzarote, para alinear a un perdido Xumetra, cambio muy protestado por la grada. Tampoco Feltscher estuvo fino, por lo que el equipo perdió su poderío en la banda derecha, algo que aprovecharía el Rayo al final. Uno se pregunta qué habrá hecho Fran, mucho mejor que el venezolano, para semejante ostracismo.

De ahí al final solo tuvo una ocasión el Real Zaragoza, en un precioso remate de chilena que Edu Bedia envió al larguero de Gazzaniga. El equipo se diluyó en ataque, y el Rayo se lanzó a por el empate. El poco acierto de Manucho y Javi Guerra mantenía al equipo local con vida, pero el Rayo empezó a percutir por banda izquierda, visto el tremendo agujero defensivo que habían generado los cambios. La entrada de Edu García no supuso cambio alguno para el juego del equipo, que prácticamente brillaba por su ausencia.

Dos postreros intentos de Ángel dieron paso a los cuatro minutos de descuento, en los que el Zaragoza reculó de forma visible. De estar perdiendo tiempo llevando al balón al córner del rival, el equipo se encerró en su área y regaló el esférico al Rayo, preparándose para intentar despejar todo lo que pasara cerca de la meta de Ratón. Pero Feltscher falló en uno de esos despejes, y Embarba, que recibió libre de marca, consiguió el gol del empate, resarciéndose de los dos balones repelidos por la madera. La Romareda estalló en una sonora bronca hacia unos jugadores que no han estado a la altura en toda la temporada, salvo honrosas excepciones. Toca alargar la agonía una semana más.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Ratón; Isaac (Feltscher, 46), Marcelo Silva, José Enrique, Cabrera; Zapater; Edu Bedia (Edu García, 79), Javi Ros; Lanzarote (Xumetra, 57), Pombo; y Ángel.

Rayo Vallecano: Gazzaniga; Galán (Cristaldo, 83), Dorado, Amaya, Alex Moreno; Baena, Fran Beltrán; Embarba, Jordi Gómez, Ebert (Lass, 46); y Manucho (Javi Guerra, 61).

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). No mostró tarjetas.

Goles: 1-0, min. 21: Pombo. 1-1, min. 92: Embarba.

Incidencias: El tempranero horario, las 4 de la tarde, hizo que el duelo se jugase bajo un tórrido sol, prácticamente de verano, solo aliviado por un suave viento y algo de bruma más tarde. A la hora del inicio, la temperatura era de 32 grados.En las gradas, una entrada similar a la de los últimos días, sobre 17.000 espectadores, de los que apenas 200 serán seguidores rayistas.

El gol del empate en el minuto 92

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Más historias deReal Zaragoza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies