Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Empate no apto para cardíacos (R. Zaragoza 3 – SD Huesca 3)


Lluís Carreras debutó ayer como nuevo entrenador del Real Zaragoza, pero esta circunstancia (así como el estreno de Alberto Belsué, nuevo delegado del conjunto maño) quedó rápidamente en un segundo plano a medida que se sucedían los minutos y la alegría cambiaba vertiginosamente de un sector a otro del graderío de la Romareda. Al final, el derbi fue un partido a cara de perro, en el que cualquiera pudo ganar, y donde queda la sensación de que el empate final fue un resultado justo, aunque defraudara a ambos equipos. El primer protagonista de la tarde fue Carreras, claro, por su alineación (apostando como titular por el canterano Jorge Ortí y dejando en el banquillo a Ortuño), y por la curiosidad de saber cómo iba a plantear el encuentro.

El 4-1-4-1 de Carreras contaba con Ángel en la punta, con Dorca y Ortí detrás suyo y por delante de Erik Morán, y con Hinestroza y Pedro en bandas, jugando a pierna cambiada. No se puede negar que, pese a su larga inactividad, el joven jugador aragonés fue el más entonado de su línea de cuatro. El Zaragoza relegó al olvido el balonazo desde los centrales como método de creación de juego, aunque también es verdad que no había nadie para recibir ese tipo de pases. Tratando de salir al toque, pronto se vio sin embargo que aún queda trabajo por hacer, cuando las distancias entre Morán y la línea que tenía delante se iban haciendo cada vez mayores.

El Huesca de Anquela aprovechó la circunstancia y se adueñó del balón. Con una poblada defensa de cinco, los centrocampistas podían tocar en el medio sin mucho estorbo, y la primera media hora del Real Zaragoza fue un mal recuerdo de épocas recientemente pasadas, con varios disparos lejanos de los oscenses que Bono atajaba sin mayor problema. Los intentos de crear peligro desde las bandas morían en los desaciertos de los jugadores. Hasta cuatro balones consecutivos perdió Hinestroza sobre la media hora de juego, encendiendo las iras de la parroquia maña.

 

rzfans

 

Pero el fútbol volvió a demostrar ayer que dos más dos no son siempre cuatro. Cuando más controlado parecía tener el partido el Huesca, con una enorme presencia de Machis, Fran Mérida y Camacho, se puso de cara para el Zaragoza. Una recuperación de balón por parte de Erik Morán cuando el Huesca iniciaba una jugada desde su campo propició un rápido contragolpe blanquillo. Ortí hizo un movimiento diagonal que arrastró a media defensa oscense, y Ángel recibió un pase medido de Morán que lo dejó encarando al área y a dos defensas rivales, que le defendían de espaldas. Ángel aprovechó la situación y, pese a tener a Hinestroza entrando totalmente solo a su derecha, se acomodó el balón y batió a Leo Franco con un duro disparo cruzado.

La grada local se las prometía muy felices, pero entonces salió a relucir el oficio del Huesca, que combinado con la permisividad del colegiado andaluz Munuera Montero (horrible ayer), permitió a los de Anquela dar la vuelta al partido. La tensión fue creciendo por momentos. Fran Mérida robaba un balón a Morán cometiendo juego peligroso que el colegiado no decretó, y cuando Ortí le paró en falta fue sancionado con tarjeta amarilla. Hinestroza se cruzó con Camacho y le lanzó un leve codazo al brazo, y el capitán azulgrana se tiró al suelo fingiendo haber sido golpeado en la cara. La grada estalló en recriminaciones, mientras el árbitro miraba para otro lado esperando que la tormenta escampase, como ya había hecho la meteorológica.

La guinda vino al filo del descanso. Ángel protegía un balón cerca de la banda y recibió un empujón de Carlos David que le tiró al suelo. A continuación el defensa visitante propinó un balonazo al delantero rival, y Ángel no se pudo contener y le soltó un puñetazo y una patada en la pierna. Mientras Carlos David rodaba por el suelo, Morillas llegó el primero y tironeó a Ángel del pelo, y se armó el belén. Los dos equipos se enzarzaron en la primera gran tangana del partido (no sería la única), con el colegiado guardando una prudente distancia. Cuando se fueron calmando los ánimos expulsó a Ángel por su agresión, y mostró tarjeta amarilla a Fran Mérida por su participación en el lío.

 

rzfans

 

Anquela no se quedó de brazos cruzados y supo sacar partido de la situación. Nada más empezar la segunda mitad dio entrada a Aythami en el lateral derecho, pero cambiando el dibujo y situando a cuatro defensas. Mientras, el Zaragoza juntó líneas y dispuso un 4-4-1, con Ortí en punta, y posteriormente Diamanka cuando sustituyó al joven delantero. Sin embargo, el Huesca se adueñó del balón, y el equipo local, noqueado, no supo parar el aluvión que se le vino encima. Anquela sacó a uno de sus defensas para dar entrada a un delantero, Héctor Figueroa, y en apenas tres minutos logró remontar el marcador, con goles de Fran Mérida y del propio Figueroa.

Con la Romareda viviendo una pesadilla, Carreras tomó el toro por los cuernos y sentó a un desaparecido Pedro para dar entrada a Ortuño. En la primera jugada tras el cambio, un balón colgado al área de Leo Franco fue rematado en semifallo por Dorca, y rebotó en un desprevenido Carlos David, quedando a los pies de Ortuño, quien estableció el empate a dos en el primer balón que tocaba. Con Diamanka más retrasado el equipo empezó a crear peligro, aunque el Huesca contragolpeaba con mucha facilidad. En una de estas jugadas, Camacho remató de cabeza un balón a bocajarro, que Bono pudo despejar cuando la afición oscense cantaba ya el gol.

A un cuarto de hora del final, Marc Bertrán se incorporó al ataque y centró al área hasta por tres veces consecutivas, debido a los errores en el despeje de la defensa azulgrana. En el tercer intento, el balón le cayó a Hinestroza, quien lo cedió a Diamanka para que marcara de disparo cruzado el 3-2, dando de nuevo la vuelta al marcador. La parte de la Romareda que era un funeral apenas veinte minutos antes era ahora un festival de alegría y animación a su equipo, mientras la afición vecina se llevaba las manos a la cabeza sin creer que se estuviera escapando un partido que todos daban por ganado.

 

rzfans

 

El Real Zaragoza no quiso esperar atrás al rival y darle de nuevo el balón durante el tiempo que restaba de partido, y siguió jugando igual, creando auténticas opciones para marcar el cuarto gol. Leo Franco desvió un remate ajustado de Rico desde la izquierda, y se tuvo que emplear a fondo para despejar un fuerte disparo de Erik Morán desde la frontal del área, que ya se colaba cerca del larguero. Carreras dio entrada a Isaac para sustituir a Hinestroza y permitir incorporaciones por banda sin dejar desprotegida la defensa. Por la izquierda a Dorca no le llegaba el oxígeno para hacer lo mismo.

Así que Diego Rico, un portento físico en medio de equipo plagado de lesiones musculares, no dudaba en salir al ataque si veía la oportunidad. Y en un balón despejado hacia su banda le ganó la carrera a Fran Mérida, quien no tuvo más remedio que parar la contra con una falta que supuso su segunda tarjeta amarilla, y que igualó el número de jugadores por cada equipo sobre el terreno de juego. De ahí hasta el final del partido el Zaragoza trataba de mantener el control del esférico para no dejarle opciones al Huesca, pero no pudo evitar, en el segundo de los tres minutos de descuento, ceder un saque de esquina.

Mientras Bambock caía sobre el césped de la Romareda aquejado de calambres, ante el enfado de sus compañeros por no disponer de tiempo para eso, el Zaragoza se aferraba a una victoria que lo devolvía a la zona de playoff por el ascenso. A la salida del córner no se pudo despejar el balón con contundencia, y desde el pico del área, Morillas colgó un balón al segundo palo que Cabrera no acertó a despejar, y Carlos David, libre de marcaje porque Rico le dejó solo, controló y remató batiendo a Bono, con apenas 20 segundos por delante en el cronómetro. La afición visitante estalló en jubilo mientras la local no tenía otra que asimilar el empate final. Fue un derbi puro y duro, en el que cualquiera pudo ganar, pero al final, ninguno lo hizo.

 

rzfans

 

Ficha técnica:

R. Zaragoza: Bono; Marc Bertrán, Vallejo, Cabrera, Rico; Erik Morán, Dorca, Ortí (Diamanka, min.52); Hinestroza (Isaac, min.84), Ángel y Pedro (Ortuño, min.64).

S.D. Huesca: Leo Franco; Oscar Ramírez (Aythami, min.46), Carlos David, Íñigo López (Figueroa, min.56), Jesús, Morillas; Tyronne (Gaspar, min.78), Bambock, Fran Mérida, Camacho; y Machís.

Goles: 1-0. min.39. Ángel; 1-1. min.57. Fran Mérida; 1-2. min.59. Figueroa; 2-2. min.64. Ortuño; 3-2. min.74. Diamanka; 3-3. min.93. Carlos David.

Árbitro: Munuera Montero, del Comité Andaluz. Expulsó, con roja directa al local Ángel (min.44) y por doble amonestación al visitante Fran Mérida (min.86). Amonestó con tarjeta amarilla a los zaragocistas Dorca, Diamanka y Ortí.

Incidencias: partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 17.000 espectadores.

 

CLASIFICACIÓN

 

1 36 19 11 3 5 26 17 9
2 33 19 10 3 6 25 22 3
3 32 19 9 5 5 28 23 5
4 31 19 9 4 6 25 20 5
5 31 19 9 4 6 24 20 4
6 30 19 8 6 5 22 19 3
7 28 19 7 7 5 29 23 6
8 28 19 6 10 3 22 16 6
9 28 19 7 7 5 22 18 4
10 27 19 6 9 4 20 20 0
11 27 19 7 6 6 19 23 -4
12 26 19 7 5 7 24 20 4
13 24 19 5 9 5 28 28 0
14 24 19 6 6 7 22 22 0
15 22 19 5 7 7 18 18 0
16 22 19 5 7 7 24 29 -5
17 21 19 4 9 6 19 23 -4
18 20 19 4 8 7 14 18 -4
19 20 19 5 5 9 21 26 -5
20 17 19 3 8 8 20 28 -8
21 17 19 5 2 12 19 29 -10
22 15 19 3 6 10 10 19 -9

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies