Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

El sueño resiste (Girona 1 – R. Zaragoza 4)


Hasta tres veces escribí en la crónica del partido de ida la palabra “imposible”, para definir la titánica tarea que tenía el Real Zaragoza en la tarde de hoy, con el objetivo de remontar la eliminatoria en Montilivi ante el Girona. El oficio de los hombres de Pablo Machín, unido a las sensaciones tan pesimistas que dejó el partido de ida, fue lo que motivó ese pronóstico. Visto lo visto, yo no era el único que pensaba así, porque el Real Zaragoza ha empezado a ganar el partido antes de su comienzo.

Y esto es así porque Pablo Machín reservó a parte importante de su once de gala pensando ya en la final del playoff ante Las Palmas, menospreciando así al rival, y a lo que 90 minutos pueden dar de sí. Popovic, fiel a las ideas que le han traído hasta aquí, devolvió la portería a Bono, poniendo cinco defensas por delante suyo. Con su dureza habitual, el Girona se dedicó a cortar el juego con faltas en el centro del campo, con especial atención hacia Pedro, pero esta vez el colegiado manchego Arcediano Monescillo no lo permitió como su colega en la ida.

Tras alguna tímida aproximación del Girona, el control del balón era maño. Con una poblada defensa delante, no se rindió al rotundo marcador el once blanquillo, sino que trataba de combinar cerca del área buscando ocasiones para poner a prueba a Becerra. Sin embargo, el mayor peligro venía a balón parado. Una falta botada al filo del cuarto de hora fue cortada por Mata con la mano, y el colegiado decretó penalti. Willian José fusiló a Becerra para poner el 0-1, y encender la ilusión en la hinchada maña desplazada a Montilivi.

 

rzfans

 

El Girona, hasta ese momento jugando con el freno de mano puesto, tal vez contagiados por el convencimiento de su entrenador de que no había remontada posible, quiso marcar un gol para tratar de cerrar el partido. Pero la defensa y, en especial, un gran Bono, cerraban todas las opciones gerundenses. Aday desperdició una gran ocasión, y más tarde Mata remató a las mallas un balón anulado por un fuera de juego de su compañero Jandro.

Y de nuevo volvió a morder el Zaragoza a balón parado. Pasada la media hora, Pedro le puso un balón medido a Willian José, quien totalmente libre de marca, remató al segundo palo superando a un Becerra impotente, incrédulo con la permisividad de su defensa. El runrún empezó a recorrer la grada de Montilivi, porque el partido recordaba al del Lugo de la semana anterior. Esos nervios se trasladaron al césped, y el eficaz Girona que se vio en la Romareda era un manojo de nervios, encadenando error tras error.

Una nueva falta al borde del área de Becerra, esta vez dudosa, fue botada por Pedro. Cabrera se elevó por encima de la defensa gerundense, noqueada ya, y volvió a superar al ágil portero local. El uruguayo se sacaba así la espina de su gran oportunidad perdida pocos minutos antes, cuando Richy sacó sobre la misma línea de gol otro cabezazo suyo. Era el filo del descanso, y el golpe psicológico de empatar la eliminatoria antes del descanso cayó como un mazazo sobre Montilivi.

 

rzfans

 

Machín no tuvo otro remedio que mover ficha en el descanso. Coris sustituyó al lateral zurdo Juncà, y trató de poner las pilas a sus compañeros. Sin embargo, pese a sus intentos, el resto del equipo continuó jugando en estado de shock, rumiando tal vez lo sucedido en la primera parte. El Real Zaragoza seguía tocando y tocando el balón, jugando con intensidad, y aunque de vez en cuando algún jugador pecaba de ansiedad, queriendo acabar pronto la jugada, se notaba al equipo concentrado en su tarea.

Y la fe, que nunca la perdieron. Rico controló un balón cerca de la línea de banda, y se aproximó al área. A trompicones pudo deshacerse de los dos futbolistas que le salieron a cerrar, y cuando entró en el área y le encimó un tercer rival, soltó un patadón raso que envió el balón al segundo palo. Becerra y todos sus defensas no pudieron impedir que el balón le cayera a Fernández, quien de un zapatazo superó al meta local y estableció el 0-4 en el marcador.

Pero esto es el Real Zaragoza. El Girona necesitaba dos goles para remontar el partido, y ya con Sandaza en el césped, se dedicó a colgar balones al borde del área. Uno, cinco minutos después del gol de Fernández, lo cazó Aday, quien superó a Bono en su salida y puso el 1-4, con más de un cuarto de hora por delante. Popovic dio entrada a Basha y Rubén para contener el ataque local, y Javi Álamo para aprovechar los espacios.

Así que el sufrimiento estaba servido. El Zaragoza intentaba detener el reloj perdiendo tiempo, pero Pere Pons tuvo en sus botas el gol definitivo. Su remate, fuera por centímetros, fue la última gran ocasión local. Un choque entre Vallejo y Bono propició un descuento de siete minutos, en el que los maños durmieron el partido, y el Girona solo tuvo un ataque al final, en el que Becerra subió al remate, sin fortuna. Rico, a la contra, estrelló el balón al palo con la portería vacía, y ya no hubo tiempo para más.

Las Palmas espera en la final del playoff. El miércoles a las ocho de la tarde la Romareda acogerá el partido de ida, ante el equipo que peor se le ha dado al Real Zaragoza esta temporada. Pero eso era el campeonato de Liga, y esto, como se ha comprobado ya en esta eliminatoria, es otra historia. Además, Jaime y Borja puede que estén ya disponibles para su entrenador. Como hemos comprobado hoy, la esperanza es lo último que se pierde.

 

rzfans

 

Ficha técnica:

Girona: Becerra; Aday, Íñiguez, Richy (Carles Mas, min.62), Lejeune, Juncà (Coris, min.45); Pere Pons, Granell, Jandro; Felipe (Sandaza, min.57) y Mata.

Zaragoza: Bono; Fernández (Javi Álamo, min.83), Mario (Rubén, min.81), Vallejo, Cabrera, Rico; Dorca, Ruiz de Galarreta (Basha, min.73), Pedro, Eldin; y Willian Jose.

Goles: 0-1, min.18: Willian Jose, de penalti. 0-2, min.34: Willian José. 0-3, min.44: Cabrera. 0-4, min.67: Fernández, 1-4, min.72: Aday.

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (comité manchego). Amonestó a los locales Juncà, Mas, Aday y Pere Pons a los visitantes Willian José y Cabrera.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Municipal de Montilivi, correspondiente a la vuelta de la semifinal por el playoff de ascenso a la liga BBVA, ante 8348 espectadores.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies