Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Derrota para reflexionar (Real Zaragoza 0 – Alcorcón 1)


No se pudo redondear la semana con la tercera victoria consecutiva, y la Romareda asistió a la primera derrota como local del curso de su equipo, ante un Alcorcón que demostró mucho más oficio, con la permisividad del árbitro.

Esto es el Real Zaragoza, ni más ni menos. Cuando encadenó dos victorias seguidas, la liguera en Córdoba, y la de Copa ante el Granada, quien más quien menos se permitió el lujo de soñar con qué cotas podría alcanzar el equipo de Natxo, y dónde se situaría con una nueva victoria ante el Alcorcón de cara a conquistar el ascenso. Y claro, la realidad se ha encargado de ponernos en nuestro sitio. Ya lo dijo Lalo Arantegui: el plan es hacer equipo este año para que sea la base del equipo del año que viene, que será el que sí o sí tenga como único objetivo ascender a Primera División.

Hoy era tarde grande en la Romareda, con el tiempo y el horario acompañando para permitir una gran entrada. La gente vuelve a acudir al municipal con ganas de ver a su equipo, una ilusión que hace bastante tiempo que se había diluido. Y sin embargo, quien más cómodo se encontró en este ambiente propicio fue el Alcorcón. Quizá le pesó demasiado la responsabilidad al Zaragoza, y el Alcorcón supo manejar mejor la parte emocional del choque. Y eso que el primer aviso fue maño, con una falta directa botada por Alain (titular por primera vez) en el minuto 5, que Casto tuvo que esforzarse para despejarla a saque de esquina.

Sin embargo, era el Alcorcón el que se encontraba más asentado sobre el césped. Con un intrincado sistema defensivo que el equipo de Natxo nunca supo cómo superar, ofensivamente se alimentaban de los errores de la zaga blanquilla, que volvieron a hacer acto de presencia en el peor momento posible. Nono desaprovechó un tremendo regalo de Grippo que le dejó solo delante de Ratón, al cruzar en exceso el esférico y enviarlo rozando el poste. Los nervios hicieron acto de presencia, porque la grada sentía que esta película ya la había visto, y el final no era precisamente feliz.

Febas volvio a cuajar una destacada actuación

El presagio se confirmó en el minuto 37. Una buena internada de Álvaro Giménez habilitó a Peña, quien se vio encimado por Javi Ros, al tiempo que Verdasca salía a su paso. El portugués se lió entre los dos futbolistas y dejó pasar al atacante con el balón controlado, quien resolvió magníficamente engañando a Ratón y anotando el único gol del encuentro. El Zaragoza seguía espeso en su fútbol ofensivo, donde tan solo Febas estaba cuajando una destacada actuación.

La segunda mitad no mejoró las cosas. Natxo salió inicialmente con el mismo once, pero eso al Alcorcón no le inquietó lo más mínimo. Ejecutó a la perfección ese otro fútbol que tanto gusta a los rivales del Zaragoza cuando se adelantan en la Romareda, y que tanto desquician al equipo y al público por igual. Sobre todo porque, además de la incapacidad del conjunto maño para romper esa dinámica, la grada tiene que soportar que el colegiado de turno permita todo tipo de faltas, pérdidas de tiempo y lesiones fingidas del equipo contrario.

Y Pérez Pallas no fue una excepción. Hubiera sido toda una sorpresa. Se permitió el lujo de dejar que Febas fuera cosido a patadas, y para justificar su labor arbitral enseñó la típica tarjeta amarilla por pérdida de tiempo en el minuto 90 al guardameta Casto. Este arbitraje, tantas y tantas veces visto en la Romareda en la Segunda División, fue un amargo regalo para el 60 aniversario del campo municipal. Natxo dio entrada a Buff primero y Papu un cuarto de hora más tarde, pero el equipo seguía sin saber cómo romper el muro alfarero, quien a estas alturas ni se acordaba de que el Real Zaragoza tenía un portero.

La falta de ocasiones blanquillas era manifiesta. La mejor oportunidad de la segunda parte vino, como en los primeros cuarenta y cinco minutos, gracias al balón parado. Buff demostró su toque enviando una falta directa al larguero, para desesperación de una Romareda que veía cómo moría el partido sin posibilidad de mover el marcador. Pombo dio descanso a Toquero en los minutos finales, pero la inoperancia ofensiva no se resolvió. Al final la Romareda aprendió de la peor manera, con una dolorosa derrota, que no es bueno lanzar las campanas al vuelo, y que a este equipo todavía le queda rodaje por delante.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Ratón; Benito, Verdasca, Grippo, Ángel Martínez; Eguaras, Javi Ros (Papunashvili, 74); Toquero (Pombo, 81), Febas, Oyarzun (Buff, 59); y Borja Iglesias.

AD Alcorcón: Casto; Laure, David Navarro, Esteban Burgos, David Fernández, Bellvís; Errasti, Borja Domínguez (Dorca, 65), Peña (Toribio, 81); Álvaro Giménez y Nono (Jonathan Pereira, 74).

Árbitro: Pérez Pallas (Comité Gallego). Amonestó a Esteban Burgos (23), David Navarro (28), Toquero (30), Borja Domínguez (50), Errasti (53), Buff (60), Verdasca (66), Casto (90) y Álvaro Giménez (94).

Goles: 0-1, min. 37: Peña.

Incidencias: Tarde soleada en Zaragoza, con temperatura fresca, 22 grados, y viento racheado, a veces molesto. El césped de La Romareda presentó un aspecto irregular, con varias calvas en determinadas zonas. En las gradas, alrededor de 20.000 espectadores, una buena entrada.

Natxo González, una imagen vale más que mil palabras

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies