Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Derrota con paliativos (Lugo 2 – Real Zaragoza 1)


El Real Zaragoza cayó derrotado en su visita al Anxo Carro, campo maldito en este periplo en la Segunda División. Fue un partido muy abierto, en el que la victoria pudo caer de cualquier lado, y que se decidió por el mayor acierto de cara al gol. Este resultado vuelve a meter al conjunto maño en la zona de descenso.

Echando un vistazo a la tabla clasificatoria después de cinco jornadas, nadie diría que el Real Zaragoza construido por Lalo Arantegui para que lo dirija Natxo González es un equipo muy prometedor. Por otro lado, también se podría dar una vuelta al jocoso chascarrillo y decir que lo de prometer está muy bien, pero que lo que de verdad importa es meter. En este caso, meter un gol más que el rival, y no al revés. No se puede decir que el Real Zaragoza hiciera un mal partido ante el Lugo, aunque pareciera un poco desconectado en un periodo de la segunda mitad. Y mirando el partido con lupa, la gran diferencia estuvo en las porterías. Cristian Álvarez cuajó una buena actuación, incluso recibiendo tres goles (todos legales, aunque el asistente de Ais Reig anuló una espectacular chilena de Campillo señalando un inexistente fuera de juego). Pero es que Juan Carlos estuvo soberbio.

El principal problema del conjunto blanquillo fue la baja de Aleix Febas, cosido a patadas la jornada anterior por parte del Alcorcón, con la connivencia de un colegiado cuyo nombre tendremos que esforzarnos en olvidar, como cómplice necesario que fue al permitir un sorprendente nivel de dureza sobre la integridad física de uno de los futbolistas que estaban sobre el césped. Pombo cumplió bien en su regreso al once inicial, pero el canterano aragonés no posee la peligrosa conducción del balón de la que hace gala el ilerdense, y el equipo lo notó. El fútbol ofensivo de los de Natxo era más trompicado cuando se jugaba por dentro, y aunque Zapater y Ros tampoco hicieron un mal partido, faltaba cierto sentido. Benito y Buff sí que aumentaban la sensación de peligro, aunque se hacía difícil combinar con Borja, de modo que hubo que buscar alternativas.

Excepto un primer intento de Azeez que se marchó por encima de la portería de Cristian Álvarez, y el gol anulado a Campillo, las ocasiones eran de los visitantes. Ángel fue el primero en abrir fuego, con un remate cruzado tras un pase de Benito que fue despejado a saque de esquina. Oliver Buff aprovechó otro pase de Benito para revolverse en la frontal del área y soltar un zapatazo ajustado al palo que se perdió por centímetros. Juan Carlos detuvo un disparo de Jorge Pombo, y despejó a córner una buena falta directa botada por Zapater. Por fin, en el minuto 37, Grippo cortó un ataque lucense pasando el balón a Benito, quien lo condujo unos metros para tirar un pase al hueco en medio de una defensa desarbolada. Buff se hizo con él, lo condujo hasta el área rival, y batió a Juan Carlos con un toque sutil para estrenar su cuenta goleadora en el club aragonés.

Zapater disputa el esférico a Fede Vico

Con el 0-1 se llegó al descanso, en el que Natxo se vio obligado a hacer debutar a Mikel González en el centro de la defensa, por lesión de Grippo. Curiosamente, aunque el equipo pareció ganar en seguridad defensiva, en esta segunda mitad llegaron los dos goles del Lugo que dieron la vuelta al marcador. El motivo radica en que Francisco Rodríguez, el técnico local, echó toda la carne en el asador, dando entrada de manera paulatina pero con criterio a los hombres más ofensivos que tenía en el banquillo. Sin embargo, empezó mandando el Zaragoza, quien perdonó al Lugo al no aprovechar sus ocasiones. Juan Carlos empezó esta segunda mitad despejando un disparo de Borja, quien poco después probó suerte con un zurdazo cruzado que no vio puerta. Pero el Lugo despertó por fin para empezar su asedio a la meta de Álvarez.

Azeez le puso a prueba al rematar un balón suelto con mucha intención cerca del poste, que el meta argentino despejó in extremis. Pero el Lugo ya había mordido a su presa, y no la iba a soltar. Tras agobiar el área visitante con un ataque continuo, Seoane aprovechó un balón prolongado en el área tras un saque de esquina, para sacarse un disparo con poco ángulo que batió a Cristian Álvarez, subiendo el empate al marcador. Natxo dio entrada a Vinicius para sentar a un desaparecido Buff, y empezó un combate pugilístico entre ambos equipos, que se repartían ocasiones como el que se reparte golpes en un cuadrilátero. Álvarez impedía un gol de cabeza de su tocayo Cristian Herrera, para que en la jugada siguiente Juan Carlos despejara un fuerte disparo de Pombo desde la frontal del área.

Y así hasta el final del partido. Toquero tuvo la suya con un remate de cabeza a bocajarro que desvió de nuevo Juan Carlos, a falta de diez minutos. Álvarez desvió con el cuerpo un zapatazo de Albarracín que buscaba puerta. Natxo decidió jugarse la última bala con Alain Oyarzun, que parece abonado a ser su tercera sustitución. Y nada más pisar el césped, Alain probó fortuna con otro gran disparo que tuvo que salvar Juan Carlos, empleándose a fondo. Y ya en el último minuto del descuento, al zaragocismo se le aparecieron fantasmas del pasado cuando el Lugo, lanzado al ataque como su rival, colgó un balón al interior del área tras una rápida transición. Iriome fue el más listo de todos y batió a Cristian Álvarez de un cabezazo que hizo estallar la alegría en el Anxo Carro, al tiempo que hundía inmerecidamente al Zaragoza en lo profundo de la clasificación. Este próximo jueves toca revancha copera, pero empieza a pesar la sensación de que la competición liguera prima sobre la copera, y se hace imperativo ganar en la Romareda el domingo al Nàstic de Tarragona, ya sin Lluís Carreras al frente.

Ficha técnica:

CD Lugo: Juan Carlos; Campabadal, Bernardo, Miquel, Luis Ruiz; Seoane, Azeez; Iriome, Campillo (Sergio Díaz, 84), Fede Vico (Albarracín, 75); y Fydriszewski (Cristian Herrera, 63).

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Benito, Grippo (Mikel González, 46), Verdasca, Ángel Martínez; Zapater, Javi Ros; Toquero, Buff (Vinícius, 75), Pombo (Oyarzun, 88); y Borja Iglesias.

Árbitro: Ais Reig (Comité Valenciano). Amonestó a Borja Iglesias (51), Fede Vico (57), Ángel Martínez (62) y Francisco, el entrenador local (92).

Goles: 0-1, min. 37: Buff. 1-1, min. 66: Seoane. 2-1, min. 92: Iriome.

Incidencias: Noche fría y nublada en Lugo, con apenas 12 grados al inicio del partido, las 21.00. Durante el día llovió de manera intermitente. El césped presentó un aspecto excelente, rápido por efectos de la meteorología. A las gradas del Anxo Carro solo asistieron 3.198 espectadores. Respecto de años anteriores, se notó la mejora en la iluminación artificial del estadio.

Vinicius estuvo voluntarioso, pero le falta alcanzar el ritmo de sus compañeros

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Más historias deReal Zaragoza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies