Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Convertir la Romareda en un fortín es cosa de todos


El Zaragoza ha mostrado diferentes caras en las seis jornadas que ha competido como local. Ha probado que es capaz de competir y ganarle a cualquier rival. La solvente victoria (3-0) ante un Numancia que llegaba a la capital aragonesa como líder fue una prueba irrefutable de tal afirmación. Además, el conjunto del león rampante echó el candado a su portería por primera vez ante el cuadro soriano. Aunque, por otro lado, también está exhibiendo cierta incapacidad para abrir las zagas rivales.

Un problema a subsanar ya

Un problema a subsanar si se tiene en cuenta la escasa anotación en que se mueven sus partidos como local. La derrota por la mínima ante el Alcorcón bien podría simbolizar los derroteros por los que puede transcurrir un partido tipo en el coliseo zaragocista. Considerando el respeto con que numerosos equipos llegan a orillas del Ebro. A pesar de competir durante todo el partido, el equipo blanquillo se atrancó ante una defensa tremendamente ordenada y rocosa en la que no supo entrar. Todo ello apoyado por un arbitraje contrario y sibilino contra los intereses zaragocistas.  Un guion que se repitió en mayor o menor medida en el partido contra la Cultural Leonesa.

Empates en casa con sus “particularidades”

No se acaba de coger el tino a la condición de locales. Los empates ante Granada, Nástic y Osasuna así lo prueban. No obstante, hay que reconocer las peculiaridades de cada partido. Solo la falta de puntería impidió una victoria cantada ante los nazaríes en una gran segunda parte y Figueroa Vázquez y su incomprensible expulsión a Borja Iglesias antes del descanso lastraron al Zaragoza en el choque ante el exconjunto de Lluís Carreras. En cuanto al encuentro contra los navarros, la gran calidad de la plantilla navarra junto a un pequeño bajón en la segunda mitad de los de Natxo González dos dificultades que se afrontaron el segundo tiempo puede estar detrás de la igualada final.

Mas goles como local

La falta de gol es otro de los males endémicos del conjunto blanquillo en La Romareda, donde apenas ha anotado seis goles en seis partidos –tres de Borja de penalti y tres de Toquero–. En dos de esos duelos no se vio puerta y solo en el triunfo ante el Numancia se perforó la portería rival más de una vez. Unas cifras que el Zaragoza pretende revertir para comenzar a hacer de La Romareda un imán de puntos. Precisamente a partir de este Sábado.

Volver a la dinamica ofensiva

Debe Natxo volver a la dinamica que cerro la portería contra Numancia y Lorca y recuperar a jugadores clave con Iñigo Eguaras y Febas que convierten al equipo maño en un conjunto vertical . Un conjunto que se hace temer. Eso es lo que han estado apoyando incondicionalmente los sufridos seguidores zaragocistas en la Romareda y no nos cabe duda que es lo que seguirán apoyando con el mismo entusiasmo cuando las aguas vuelvan a su cauce. Hacer de la Romareda una plaza fuerte . Cerrar la sangría de puntos. Convertir la vetusta entre todos en un autentico fortín.

Fuente : Medios deportivos aragoneses

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies