Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Así no hay manera (Real Zaragoza 1 – Córdoba 1)


El Real Zaragoza sigue en horas bajas. La insistencia de Milla en cometer los mismos errores una y otra vez, un arbitraje para olvidar y la inspirada noche de Kieszek provocaron que los primeros puntos de la temporada volaran de la Romareda.

Se rompió la inexpugnabilidad de la Romareda. Por primera vez en lo que va de Liga, un equipo ha conseguido escaparse vivo del feudo zaragocista, llevándose un punto y parte de la confianza que le quedaba al zaragocismo. Porque ahora mismo no parece haber mucho a lo que agarrarse cuando se piensa en las posibilidades de conseguir el ascenso a Primera División. Puede que sea una presión excesiva, pero es la única que puede y debe manejar un equipo como el Real Zaragoza si no está en la división de honor española.

El Córdoba de José Luis Oltra llegaba en plena racha de triunfos, mientras el Real Zaragoza tenía que limpiar la imagen dada en la segunda mitad contra el Numancia, la pasada jornada. Sin embargo, la solución de Luis Milla para arreglar eso fue… no hacer nada. Con el mismo once inicial que presentó en Soria empezó el Real Zaragoza el partido de anoche. Y hay que decir que en la primera mitad el equipo recordó bastante al de Soria. El Córdoba se adueñó del balón, y con un juego ordenado, impedían que el Zaragoza creara algo de peligro.

Sin embargo, muy pronto acudió un protagonista inesperado a dejar su huella en el encuentro. El colegiado gallego Pérez Pallás tuvo una noche desastrosa, con una pésima gestión de las faltas, las tarjetas amarillas (es de los que castiga más una protesta que una patada) y un buen puñado de errores de bulto, entre ellos no conceder dos clarísimos saques de esquina a favor del equipo aragonés. A los veinte minutos influyó decisivamente en el devenir del partido, cuando señaló penalti por un supuesto derribo de Jorge Casado a Guille dentro del área. No hubo intencionalidad pero posiblemente sí contacto. Sea como fuere, Rodri batió a Irureta abriendo el marcador.

Cabrera y Casado celebran el gol del empate

Cabrera y Casado celebran el gol del empate

Esta jugada desgraciada espoleó al Real Zaragoza, que por fin empezó a aproximarse al área de Kieszek con intención. Javi Ros probó un disparo desde fuera del área, pero iba tan centrado que el guardameta no tuvo problemas en blocarlo. Poco después Lanzarote botó un saque de esquina, Casado lo peinó al borde del área pequeña y Cabrera lo remachó de cabeza por la escuadra cordobesa, empatando el encuentro. De ahí al descanso no hubo grandes oportunidades más, pero el colegiado tuvo tiempo de amonestar a Ángel y Lanzarote, este último tras haber señalado el descanso, y en ambos casos por protestar.

Como si hubiera tardado una semana en aprender de sus errores, Milla utilizó de nuevo su primera sustitución para sentar a Isaac y poner a Fran en su lugar. Por lo menos esta vez lo hizo de inicio, y no esperó al minuto 60. Y al equipo le cambió la cara. Con Fran y Lanzarote por banda derecha, el Zaragoza recuperó el balón y obligó al Córdoba a defenderse con uñas y dientes, ante la complacencia del colegiado, quien mostró una amarilla a Caballero posiblemente para acallar la bronca que recibía de la Romareda. El Zaragoza tocó a rebato, y Kieszek se doctoró en la portería.

Ángel abrió fuego con un disparo desviado, pero esta acción lanzó al equipo al ataque. Juan Muñoz y Lanzarote se vieron frenados por dos intervenciones de Kieszek a quemarropa. Lanzarote volvió a ver cómo el guardameta polaco despejaba su disparo cruzado. Ángel remató desde el borde del área buscando la base del poste, para encontrarse en el último momento con la manopla de Kieszek. Después de esta ocasión, el Córdoba se recompuso y buscó el contragolpe con peligro. Marcelo Silva vio su quinta amarilla por cortar en falta una contra.

De ahí al final, los ataques del Zaragoza se cruzaban con las contras del Córdoba, pero sin que ninguno de los dos equipos creara ocasiones de auténtico peligro. Milla dio por fin entrada a Edu García a falta de veinte minutos, y a Pombo a falta de unos diez, pero apenas entraron en juego ninguno de los dos. Los minutos finales fueron de nuevo para el show de Pérez Pallás, que en poco más de sesenta segundos en pleno descuento amonestó a Rodri, Cabrera y Luso Delgado. Al final el empate no se movió del marcador, dos puntos volaron de la Romareda, y la mejoría como local no fue la necesaria para ganar.


Ficha técnica:

Real Zaragoza: Irureta; Isaac (Fran, 46), Marcelo Silva, Cabrera, Casado; Zapater; Lanzarote, Morán, Javi Ros (Pombo, 83), Ángel; y Juan Muñoz (Edu García, 69).

Córdoba CF: Kieszek; Caro, Héctor Rodas, Bijimine, Cisma (De los Reyes, 84); Luso Delgado, Caballero (Bergdich, 61); Guille (Ramos, 61), Alfaro, Juli; y Rodri.

Árbitro: Pérez Pallas (Comité Gallego). Amonestó a Ángel (30), Lanzarote (45), Caballero (51), Marcelo Silva (61), Cisma (82), Rodri (92),  Cabrera (93) y Luso Delgado (93).

Goles: 0-1, min. 22: Rodri, de penalti. 1-1, min. 27: Cabrera.

Incidencias: Tarde veraniega, extemporánea, en La Romareda, con 28 grados al inicio del partido. Césped en buen estado, regado desde una hora antes para evitar la sequedad. En las gradas, alrededor de 16.000 espectadores. El exjugador y exentrenador zaragocista Radomir Antic estuvo en el palco.

Juan Muñoz bate a Kieszek en una jugada anulada por fuera de juego

Juan Muñoz bate a Kieszek en una jugada anulada por fuera de juego

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies