Ir a…
RZFansen Google+RSS Feed

Adiós a Juarez


ADIOS A JUAREZ

 Se va tras fracasar rotundamente

Efraín Juarez ha cerrado su corto ciclo en el Real Zaragoza. Hay unanimidad, se va por la puerta de atrás tras unos meses de rendimiento más que nulo, negativo, para los intereses deportivos del equipo. Efraín Juarez vino a redimirse de una estancia escocesa desastrosa y aquí se confirmó que actualmente el azteca no tiene sitio ni para jugar con uno de los peores equipos de la primera división española.

Quizás su mayor pecado fue la insistencia de su compatriota en mantenerlo en las alineaciones cuando se veía que jornada tras jornada su rendimiento caía vertiginosamente en contra de la grada y del sentido común. Su llegada al club maño ya empezó con muy mal pié. Nos lo vendieron como un medio centro defensivo cuando ya teníamos a Ponzio, se había adquirido a Zuculini e incluso Meira aseguraba que esa era su posición. 4 jugadores para un solo puesto. Demasiado por delante. Entonces se le transformó en lateral, siempre se ha dicho, cuando hay que hacer sitio a un jugador a toda costa, su sitio está en los laterales de la defensa. Y así parece que fue, primero la salida de Contini, posteriormente las cesiones de Goni y un Laguardia que en los últimos tiempos se había reconvertido de lateral, asi pues, sólo quedaron como laterales Paredes y Obradovic. Las cosas estaban claras al entrar el factor extracomunitario: Obradovic fuera.

Un jugador joven, internacional absoluto con asiduas presencias en su selección y de rendimiento en franca mejoría. Esa decisión ya escoció bastante y muchos no entendían como un cedido podía cortar la progresión de un jugador más joven, sin las restricciones de ser extracomunitario y propiedad del club. Después lo sabido, fallos de marcajes, malas salidas en los fuera de juego, pases erróneos, controles nefastos e incluso pases de gol… al contrario. Y todo agravado con la defensa a ultranza de su compatriota Javier Aguirre.

Pero su sentencia fue su mensaje en twitter en Navidaes:

 

Cuando todos esperaban y deseaban un propósito de enmienda, este mensaje fue tomado de la peor forma posible, como un símbolo de prepotencia en una situación en las que debería haber pecado de humildad. Ahi se acabó su historia en el Real Zaragoza y volvió a donde nunca debió haber salido.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Etiquetas:

Deja un comentario

Más historias deReal Zaragoza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies